19 de septiembre se venera a San Genaro

Todo comenzó con el martirio del obispo Genaro y sus seis compañeros en Pozzuoli, un evento que marcó un legado significativo. Las reliquias de Jenaro encontraron su hogar en la catedral de Nápoles, donde se convirtió en un ícono venerado y un atractivo turístico. Los napolitanos, en momentos de amenaza por su imponente vecino, el Vesubio, recurren a él en busca de protección.

Sin embargo, lo más sorprendente de esta figura es que varias veces al año, especialmente el 19 de septiembre, su sangre reliquia se transforma en líquido y adquiere un vívido tono rojo. Durante el resto del año, se encuentra en estado sólido y seco en ampollas. Este fenómeno, que se repite año tras año durante siglos, ha desconcertado tanto a científicos como a creyentes, sin que nadie logre dar una explicación definitiva.

Mientras algunos lo consideran un fenómeno natural, otros lo ven como un verdadero milagro. La entrañable sorpresa de una sangre que cobra vida según el frío calendario sigue siendo un misterio sin resolver.

¿Cómo fue su vida y sus hechos más relevantes?

La historia del patron de Nápoles, está envuelta en misterio y milagros que se han producido durante siglos. Cada año, el 19 de septiembre, su sangre reliquia se convierte en líquido ante la mirada de los testigos.

Nápoles y Benevento disputan el lugar de nacimiento de San Genaro, un obispo venerado. En un tiempo de persecución bajo Diocleciano, él y sus amigos fueron arrestados por profesar su fe cristiana. San Jenaro, conocido por su valentía, visitaba a sus amigos en prisión, lo que finalmente llevó a su propia detención. Fueron sometidos a interrogatorios y torturas, pero se mantuvieron firmes en su fe.

El público esperaba un espectáculo cuando los condenaron a ser arrojados a las fieras, pero las bestias se negaron a atacar a los cristianos. Los siete confesores fueron decapitados y enterrados juntos.

Las reliquias de San Genaro fueron trasladadas a Nápoles y luego a Benevento, pero finalmente regresaron a Nápoles en 1497. Desde entonces, Nápoles lo considera su santo patrón principal.

Aunque algunos cuestionan la autenticidad de estos eventos debido a la falta de registros anteriores al año 431, se encuentran representaciones de San Genaro en frescos del siglo V en Nápoles, indicando que ya se le consideraba un santo en esa época.

El milagro más asombroso relacionado con San Genaro es la licuefacción de su sangre reliquia, que se encuentra en la Capilla del Tesoro de la Iglesia Catedral de Nápoles. Este fenómeno ha ocurrido de manera periódica durante cuatro siglos en tres fechas relacionadas con el santo: la traslación de sus restos a Nápoles, su fiesta el 19 de septiembre y el aniversario de su intervención para evitar una erupción del Vesubio en 1631.

Durante estos eventos, un sacerdote expone la reliquia, que inicialmente es una masa sólida de color oscuro, en el altar. Sangre De San Genaro En un lapso de tiempo que varía, la sangre se vuelve líquida y toma un color rojizo. Este fenómeno ha sido minuciosamente investigado y no tiene una explicación racional satisfactoria.

A pesar de las dudas y las investigaciones científicas, el milagro continúa, y las multitudes se reúnen para presenciarlo cada año. La Iglesia católica fomenta la investigación y busca la verdad, pero aún no ha encontrado una explicación para este fenómeno asombroso.

En 2009, se anunció que un grupo de científicos llevaría a cabo una investigación adicional sobre esta reliquia milagrosa, lo que demuestra el interés constante por desentrañar este enigma espiritual.

Oración a San Genaro

Dios Todopoderoso
que suscitas en tu Iglesia
pastores santos que defiendan
con valentía el nombre
de tu unigénito Jesucristo.

Te pedimos que,
a ejemplo de San Genaro,
sepamos dar testimonio de nuestra fe
en todo momento,
aún a riesgo de nuestra propia vida.

Te lo pedimos por Jesucristo,
Nuestro Señor.

Amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir