8 de septiembre se venera "La natividad de Maria"

El 8 de septiembre marca la celebración de la Natividad de Nuestra Señora, una de las tres festividades marianas importantes en la Iglesia Católica, conmemorando el nacimiento de la Virgen María, nueve meses después de la festividad de la Inmaculada Concepción.

Este día, que también abre el año litúrgico bizantino, se dedica a honrar a la Madre de Dios.

Aunque esta festividad ha perdido algo de su relevancia en la sociedad actual, sigue siendo una ocasión importante para los cristianos, ya que honra la vida ejemplar de aquellos que compartieron sus nombres con los santos.

El nacimiento de María marca el inicio de una nueva era en la historia de la salvación, porque su existencia está intrínsecamente ligada a la misión de ser la Madre de El Salvador, cumpliendo así el plan misterioso de Dios para la Encarnación del Verbo.

Aunque la historia de su nacimiento no se encuentra en la Sagrada Escritura, la tradición piadosa la relaciona con los santos Ana y Joaquín, quienes concebieron a María en su vejez, siguiendo el patrón de otras figuras bíblicas como Sara y Isabel.

La Iglesia celebra el cumpleaños de María el 8 de septiembre, nueve meses después de la Solemnidad de la Inmaculada Concepción, con un propósito litúrgico que recuerda los misterios asociados con la Madre de Dios, en un paralelo con los nueve meses entre la Anunciación y la Navidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir